El turn, en no limit hold’em, es la ronda de apuestas en la que aparece la primer apuesta grande. Las apuestas en el flop generalmente son lo suficientemente chicas como para poder pagar con una mano especulativa y jugar una estrategia de “ver qué ocurre”. En el turn, a menos que los demás estén apostando de menos, usar esa estrategia se torna demasiado caro.

No sólo que las apuestas del turn son grandes, sino que también hay que tener en cuenta un término llamado “apalancamiento”. Pagar el turn no termina la mano; sólo nos lleva al river, en donde puede ser que tengamos que pagar una apuesta aún más grande para ver las cartas de nuestro rival. Por ejemplo, si alguien que tiene un stack de $500 apuesta $150 en el turn, nos está diciendo “son $150 ahora y en el river pueden ser otros $350”. Esto significa que las apuestas en el turn son efectivamente más grandes que su valor nominal.

Sin embargo, en la práctica, muchos jugadores se equivocan al jugar el turn y el river y no entienden el principio de apalancamiento. Aquí les dejo 4 consejos para jugar el turn y aprovecharse de los errores de sus oponentes:

 

1) Paga el turn en posición con manos marginales, usando la estrategia de “ver qué ocurre”

En el primer párrafo dije que jugar la estrategia de “ver qué ocurre” en el turn es demasiado caro. Ahora digo que deberías usar esa estrategia. ¿En qué quedamos?

La estrategia de “ver qué ocurre” en el turn es demasiado cara por el apalancamiento. No puedes andar pagando apuestas sabiendo que tu oponente va a hacer una gran apuesta en el river. El truco está en que la mayoría de los jugadores no saben jugar el river. Lo juegan de un modo demasiado pasivo, casi nunca mienten y sólo apuestan manos fuertes. Esta tendencia reduce su apalancamiento en el turn ya que ahora no le vamos a tener miedo a grandes apuestas en el river. La mayoría de las veces, tu oponente va a checkear el river y cuando apuestan, por lo menos cuando el tamaño de la apuesta es grande, sabemos que tienen una buena mano y podemos foldear.

Puedes aprovecharte de esta pasividad pagando en el turn con manos como pares y proyectos de escalera o color. Deberías pagar con pares cuando crees que hay buenas chances que tu oponente esté apostando un proyecto o un par menor. Si tu oponente checkea el river, tú checkeas también. Puedes pagar con proyectos bajo las mismas condiciones, pero la idea es bluffear si no lo completamos y el rival checkea.

Si el oponente fuese más agresivo en el river, estos calls marginales no funcionarían ya que tendríamos que foldear el river con demasiada frecuencia ante apuestas de all in. Pero los oponentes pasivos te permiten jugar de un modo más flexible y robar más pozos que, en teoría, no deberías ganar.

 

2) Checkea con un proyecto en el turn si no estás dispuesto a apostar en el river

No seas el jugador que apuesta el turn pero después se achica en el river.

Tal vez escuchaste a un jugador decir que cierto tipo nunca foldea. “¡Deberías haber foldeado en el turn!”, se queja luego de haber errado su proyecto y otro se lleva el pozo con el par más bajo de la mesa.

El jugador que pagó con el par bajo seguramente es tan malo que paga apuestas para ver si logra mejorar su mano en el river. Pero cuando su rival es demasiado tímido para mentir en el river, este jugador malo usa mi primer consejo y paga el turn.

Los jugadores agresivos apuestan sus proyectos en el turn y, si les pagan, a veces también apuestan el river si erran. No apuestan en el turn todas las veces con un proyecto ni bluffean el river cada vez que no lo completan. Pero apuestan lo suficiente como para sacar provecho del apalancamiento y castigan a los jugadores que hacen malos calls en el turn y “ven qué ocurre”.

Si no estás preparado para apostar de nuevo en el river, no apuestes el turn.

 

3) Checkea el turn con manos buenas contra jugadores conservadores

Los jugadores tight no ponen todas sus fichas sin una buena mano. Ellos entienden el principio de apalancamiento. Ven una apuesta en el turn, miran el dinero que queda detrás y calculan cuánto les costaría si las cosas fuesen a salir mal. Ellos foldean par alto en el turn ante apuestas de tamaño decente si queda dinero detrás. Si tuvieses una buena mano como una pierna contra un jugador suelto o normal, deberías apostar en todas las rondas para sacar el máximo provecho. Pero contra un jugador agarrado, considera checkear el turn. Muestra un poco de falsa debilidad. Igual se va a asustar de tu apuesta en el river pero va a tener suficientes dudas como para terminar pagando.

No abuses de esta jugada. Las manos grandes piden pozos grandes y el mejor modo de construir un pozo grande es apostando el turn. Pero en ciertas ocasiones, contra jugadores conservadores, apostar el turn es el modo correcto de echar a nuestro rival. En estos casos, considera checkear.

 

4) Apuesta el turn

La mayoría de los jugadores de límites bajos de no limit hold’em en vivo son demasiado pasivos en el river. También son pasivos en el turn. La mayoría de los jugadores deben aprender a apostar el turn.

Si alguien pagó tu continuation bet en el flop y el turn es una carta que no ayuda a nadie, apuesta.

Si hiciste un semi-bluff con un proyecto en el flop y el turn no lo completa, apuesta.

Si flopeaste par alto y un oponente pagó tu apuesta en el flop, apuesta el turn.

Si tu oponente apostó el flop, tú pagaste y él checkea el turn, apuesta.

Por supuesto que no es tan simple como apostar, apostar, apostar todo el tiempo. Pero si eres como la mayoría de los jugadores de no limit hold’em, no apuestas el turn tan seguido como deberías. Trata de apostar en estas situaciones (y otras) y mira qué sucede. Hay buenas chances de que te lleves una grata sorpresa.

There was an issue loading your timed LeadBox™. Please check plugin settings.
4 consejos para jugar el Turn
4,00Nota Final1 vote, average: 4,00 out of 51 vote, average: 4,00 out of 51 vote, average: 4,00 out of 51 vote, average: 4,00 out of 51 vote, average: 4,00 out of 5
Puntuación de los lectores:(1 Votos)
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas