Veamos una lista de consejos que son muy redituables en el póquer. No es una lista completa, pero tiene conceptos importantes.
 

Actitud errónea: Comenzar un juego esperando tener suerte para ganar el dinero de los rivales.

Actitud correcta: Comenzar el juego comprendiendo que tu rival tiene tu dinero y necesitará mucha suerte para seguir teniéndolo. Si eres un jugador hábil, entonces comenzarás el juego teniendo confianza en la victoria. Todas las fichas y todo el dinero -aún el que está escondido en bolsillos y monederos- es tuyo. Tú lo quieres. Lo mereces. Es un crimen contra la naturaleza que esa gente esté acariciando tu dinero, puesto que no tienen derecho a ello. Es tuyo, y tú jugarás el mejor póquer posible en un esfuerzo para hacer justicia a tu bankroll.

Imagen erronea: Asegurarte de que tus rivales te respeten como jugador, y que sepan que eres un competidor analítico y ganador que deben temer.

Imagen correcta: Asegurarte de que tus oponentes piensen que eres propenso a cometer errores, inestable, y a entrar on tilt. Una cosa es segura: la gente estará más dispuesta a darte su dinero si creen que eres incompetente. En cambio, si piensan que quieres ser más inteligente que ellos te lo pondrán difícil.

Mi principal objetivo en una mesa es convencer a mis rivales de que estoy jugando mucho peor de lo que realmente juego. No siempre puedo lograrlo, puesto que mucha gente me conoce. Pero entonces intento otra estrategia: juego algunas manos de forma liviana y débil para dar la impresión de que estoy allí por diversión y para pasar el rato, y no para ganar.

Si estoy en un juego donde nadie me conoce intentaré actuar tan descoordinadamente como sea posible. Nunca intentaré impresionar a nadie con mis conocimientos. Siempre quiero ser conocido como "ese idiota que tiene mucha suerte."
En el póquer, tu mano es tu secreto. Uno de los peores errores que se pueden cometer en el póquer es dar a conocer la fuerza de tu mano de manera inadvertida. Otro de los grandes errores es dar a conocer tus habilidades de manera inadvertida.

Táctica errónea: Check-raise a los jugadores loose.

Táctica correcta: Apostar a los jugadores loose. El check-raise es una táctica poderosa cuando se utiliza de manera inteligente. Sirve para compensar en parte a un jugador que tiene la desventaja posicional de hablar primero.

He jugado muchas veces una variante del póquer donde el check-raise está prohibido. Generalmente entre amigos o para pasar el rato. Esta variante sigue vigente porque el check-raise introduce tensión, y la tensión incomoda al jugador que sólo busca divertirse.

El jugador loose es alguien que más que nada busca divertirse. Quiere ganar, pero también se aburre si pasa el tiempo tirando manos a la espera de buenas cartas. Por esto busca -de manera inconsciente- pretextos para entrar con manos marginales.

Mi teoría es que si estos jugadores se sienten felices al regalarte su dinero jugando cartas mediocres, no deberías hacerlos sentir incómodos introduciendo tensión al juego. Al contrario: son tus mejores clientes, y debes hacer que tengan una experiencia placentera. Haciéndoles check-raise haces que su juego sea menos vertiginoso. Generalmente comenzarán a jugar mejor y con más cautela. Incluso comenzarán a utilizar contigo el check-raise; y habrá algunos que no querrán volver a jugar en tu mesa, puesto que te verán como alguien que no es divertido.

Tratamiento erróneo del bankroll: Gastar la mayor parte de tus ganancias para "no desaprovechar," temiendo perderlo todo.

Tratamiento correcto del bankroll: Construír tu bankroll evitando gastarlo en tus hijos, tu esposa, tu alquiler, tú mismo, o tu perro.
Debo aclarar que este consejo sólo se aplica a los jugadores capaces de ganar a largo plazo. Si no eres un jugador ganador aún, entonces debes ignorar este consejo. La razón es que no importa lo mucho que un jugador perdedor quiera construir y manejar correctamente su bankroll, dado que no podrá. Cuando las odds están en tu contra en cualquier cosa, lo mejor es retirarse. Claro que en el póquer tienes la alternativa de mejorar y ser un jugador ganador, en lugar de retirarte.

Volviendo al consejo: es muy sencillo quebrar si se gasta el dinero del bankroll en otras cosas. Un jugador medio puede comenzar con, digamos, $200. En un par de meses gana $2.000, gasta $1.400 aferrándose al dicho "más vale pájaro en mano que ciento volando," pierde los $600 restantes en una mala racha, y estará quebrado y miserable. Habrá fracasado y sus familiares y amigos verán su afición por el póquer como un mal vicio, aunque sea un buen jugador.

Alguien que respete su bankroll, en cambio, puede comenzar con $200 y ganar $2.000 en un par de meses. Y aunque sufra una mala racha que lo lleve a perder $600, siempre tendrá un resto de $1.400 en su bankroll para volver a comenzar.

El manejo del bankroll es muy similar al de un negocio en expansión: si estás teniendo éxito y alguien viene y te dice "Hey, lo estás haciendo muy bien. Pero ¿por qué no vendes parte de la maquinaria y la mercancía para tener algo seguro?," sencillamente no le harás caso porque la maquinaria y las mercancías son tus herramientas para hacer aún más grande tu negocio.
El bankroll es tu herramienta de trabajo en el póquer, y lo necesitas para subir de nivel: la forma de hacer crecer tu negocio.

Escrito por Mike Caro

Consejo de la semana PokerChile
0,00Nota Final0 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 5
Puntuación de los lectores:(0 Votos)
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas