Las habilidades y la suerte no son suficientes, la diferencia entre un buen jugador y un jugador ganador también dependen de manejar el lenguaje corporal

Necesitas una fortaleza mental realmente increíble, incluso después de un bad beat o de una serie de manos realmente malas. Afortunadamente hay una forma de conseguir esto gracias a la sutileza y perspicacia de la psicología humana.

El enlace entre tus emociones y tu cuerpo

Tómate tu tiempo para observar a la gente que hay a tu alrededor, así como tus propios prejuicios dependiendo de qué es lo que sientes: felicidad, tristeza, enfado, miedo, confianza, preocupación, tranquilidad, etc.

Pronto observarás que tu cuerpo tiene caminos para expresar qué es lo que sientes.

Cuando alguien te está contando alguna desgracia, contratiempo o si se cabrea mientras te narra lo sucedido, observarás que con frecuencia utilizarán también la mímica para hacerlo.

Incluso cuando estás intentando contener las emociones, no eres capaz de dejar completamente de sentir esta físicamente dentro de tu cuerpo. Tu estado mental tiene un impacto realmente grande en tu comportamiento.

¿Cómo puedo usar esto para ganar?

Es muy simple: necesitas dar la vuelta a este mecanismo psicológico para usarlo en tu favor.

No estarás evitando ni subestimando una emoción o sentimiento, tan solo estarás anteponiendo aquella que has elegido.

La relación entre emociones y lenguaje corporal funciona en ambos sentidos.

Durante un torneo, incluso si estás en una racha de manos perdedoras, necesitas forzarte a ti mismo para hacer algo que cambie tus sensaciones.

En lugar de permitirte el hecho de dudar, cabrearte o tener miedo, siempre deberás comportarte como si estuvieses seguro de ti mismo, con confianza y con mentalidad positiva.

Harás respiraciones profundas, mirarás al frente, sonreirás y llevarás tus hombros hacia atrás.

Actuando como un jugador ganador engañarás a tu cerebro, te engañarás a ti mismo. Tu percepción emocional cambiará, tu pesimismo y tus miedos disminuirán enormemente.

Esta es también una técnica realmente buena para aumentar tu motivación y energía cuando comienzas a sentirte cansado (algo que siempre ocurre tras varias horas de juego).

Todo esto es mucho más eficiente que tomarte una bebida tipo Red Bull.

Manipulación: aprende a leer la mente de la gente

Cuando juegas al poker siempre intentas averiguar los tells de tus rivales.

Si consigues dominar la relación entre emociones y cuerpo, tendrás una herramienta realmente poderosa para atacar la mente de los rivales y poder manipularla fácilmente.

Imitando (discretamente) la actitud de un jugador puedes imaginar que es lo que siente. Esto te dará una idea de cómo actuar y aumentará tus opciones de ganar.

Por supuesto, esto será mucho más difícil conseguirlo contra jugadores profesionales, pero no todo el mundo es Phil Hellmuth o Phil Ivey, por lo que tienes muchas opciones de probar esta estrategia con éxito, incluso en torneos realmente importantes.

Comentanos ¿habías tomado en cuenta la actitud corporal cuando juegas póker?

Engaña a tu mente para jugar mejor
4,00Nota Final1 vote, average: 4,00 out of 51 vote, average: 4,00 out of 51 vote, average: 4,00 out of 51 vote, average: 4,00 out of 51 vote, average: 4,00 out of 5
Puntuación de los lectores:(1 Votos)
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas