La amenaza de los bots aumenta a cada día. No se sabe si, tras el Black Friday, eliminarán el poker en línea, lo cambiarán para siempre o si siempre seguirán siendo una inevitable parte del ecosistema del poker.

 

Los nuevos bots que están llegando al mercado son más poderosos que nunca y algunos ya son capaces de jugar en niveles medios. Se ha roto la creencia de que solo pueden funcionar en niveles muy bajos, contra jugadores novatos. Ahora se las arregla contra jugadores con algo de experiencia y, quien sabe, el día de mañana podrá manejarse en high stakes. Y eso sí que será complejo…

 

Lo peor es que ahora no solo se manejan en estos niveles. Lo increíble es que, en ocasiones, alcazan a ser rentables por sí solos. Y eso es una barrera que jamás se pensó que pasaríamos…

 

¿Qué son los bots?

 

Cuando escuchas la palabra bot, si eres parte de la mayoría, la relacionarás con robot. Y estarías en lo cierto. No es un robot como C3PO o R2D2 de la Guerra de las Galaxias –  ni menos el robot de la foto – que juega en tu lugar en torneos en vivo (¿te lo imaginas?), sino que puro código en forma de aplicación que juega poker por ti en salas de poker en línea.

 

Básicamente, le enseñas a tu computador qué significa cada carta y como comportarse ante determinada situación. Desde luego, un bot tiene capacidad limitada de juego y cero imaginación. Es una máquina que se comporta de forma mecánica ante una situación determinada y que toma la decisión para la que fue programada y no la correcta. Por su lado, jamás entra en tilt luego de un bad beat, aunque juegan de una forma tal en la cual los bad beats son altamente improbables.

 

Aunque son ilegales, se pueden encontrar con relativa facilidad en internet, con empresas y particulares lucrando mucho con la programación de estas aplicaciones.

 

¿Qué tan efectivos son?

 

Históricamente y en 99% de los casos de bot s exitosos, los bots son efectivos en un nivel muy bajo. Generalmente, te dejan break even, algunos te hacen perder y muy pocos generan algo de plata en el largo plazo, pero nada que lo justifique. Entonces, ¿para qué usar un bot? ¿Por qué no aprender a jugar y simplemente tratar de ganar? Eso es porque el jugar indefinidamente sin lucro sigue siendo lucrativo para el jugador.

 

Para entender lo anterior, hay que entender el funcionamiento de una sala de poker. Una sala de poker gana dinero a través del rake. En cada mano o torneo que juegas, debes pagar una especie de “impuesto” por usar la sala. Esto se llama rake y es como la sala gana plata. A diferencia del casino normal, aquí le es indiferente a la sala si ganas o pierdes; lo importante es que juegues y pagues por jugar. El resto depende de ti.

 

Para incentivar que la gente juegue más, las salas suelen ofrecer todo tipo de bonos, premios, canjes por puntos y rakeback, que consiste en devolverle al jugador parte del rake que ha generado en un período determinado (generalmente, es mensual).

 

Por lo tanto, si un bot te mantiene sin ganancias ni pérdidas a lo largo del tiempo, generas dinero porque el rakeback se devuelve. Así, puedes ir al trabajo  – a generar plata – y dejar a tu bot jugando mientras estás en la pega – y el bot genera más dinero. Esto es lo atractivo. A fin de mes, por hacer nada, tienes plata extra para el bolsillo por algo que un robot ha hecho… y eso simplemente no es justo.

 

Riesgos

 

Sin embargo, el tema de la prohibición de estos bots – sí, son estrictamente prohibidos – no va por la “justicia” de la ganancia del jugador. Va por un tema de juego, de mantener las mesas limpias, de tener un medio ambiente donde jugadores juegan contra jugadores y no contra una máquina. Si fuera por eso, podrías simplemente jugar esos viejos juegos de poker en tu celular. El punto aquí es mantener la complejidad del comportamiento humano intacto.

 

Pero quizás todo este discurso te aburra y solo quieras dinero, ¿verdad? No te importa la integridad del juego, sino que solo ganar un par de pesos extra. Bueno, si eso quieres, no te recomendamos el bot de todas maneras, ya que hacer algo fácil te puede salir bastante caro.

 

Lo primero es lo más obvio: te pueden pillar. Si una sala de poker nota que tu comportamiento se ha puesto “robótico” (demasiado mecánico) empiezas a quedar bajo observación. Si siguen notando estos comportamientos sin una pizca de “humanidad”, te pueden cerrar la cuenta con toda tu plata adentro. Y así te quedas sin un peso. Vale menos la pena, ¿verdad?

 

Y eso ni siquiera cuenta con los demás riesgos. Tu bot puede parecer muy bueno a principio, pero a fin de cuentas puede terminar perdiendo harto dinero cuando lo dejas varias horas conectado. Sucede con frecuencia. Y el peligro más grande aun es que estos códigos sean troyanos, en los cuales un hacker podrá tener acceso a tus datos, claves y todo lo demás y quedarse con tu dinero, dejándote sin nada. Y eso, sin contar con que podrá acceder a otros datos tuyos dejando en riesgo no solo tu cuenta de poker.

 

Como reconocerlos

 

No hay una fórmula mágica para reconocer bots. En tu vida en el poker jugarás contra más de un bot y probablemente jamás te darás cuenta. Es un jugador cualquiera. Puede ser una persona que conoces que, en ese minuto en que juegas en su contra lo está usando. No hay forma rápida de saber que alguien usa un bot.

 

Pero si usas algún método de trackeo, puedes ver el historial del jugador. Si es completamente estático, o él mismo es un jugador mecánico o es un bot. Pero cuando notas que un jugador es mecánico, trata de sorprenderlo. Atráelo como a una mosca. Un bot no tiene creatividad, por lo que no notará una trampa diseñada para él. Trata de hablar con el jugador en cuestión por el chat. Bots no responden (y si es que responden, solo entregarán respuestas automáticas).

 

Ninguna sala de poker está libre de bots. Algunas son más estrictas – y más efectivas – que otras, pero ninguna es 100% segura en este aspecto. Por lo tanto, habrá que aprender a convivir con estos personajes y tratar de sacarles el jugo si alguna vez te topas con alguno.

La amenaza de los bots y como puedes combatirla
3,75Nota Final4 votes, average: 3,75 out of 54 votes, average: 3,75 out of 54 votes, average: 3,75 out of 54 votes, average: 3,75 out of 54 votes, average: 3,75 out of 5
Puntuación de los lectores:(4 Votos)
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas