Tomar decisiones en el deporte basándose en el análisis de datos

Los deportes solían ser sencillos. En béisbol, los jugadores salían al campo y golpeaban la bola mientras que en fútbol la estrategia eran X y O en una pizarra. Incluso el póker, un juego reducido a 52 cartas, solo era una persona y sus cartas. Pero las cosas han cambiado.

El auge de los ordenadores ha traído una nueva era a los deportes y el mundo de la información y el análisis de datos ha cambiado la forma en la que se juega.

Aquí tienes tres ejemplos de estos cambios:

Billy Bean y el auge de Sabermetrics

Si has visto la película Moneyball, protagonizada por Brad Pitt, entonces habrás conocido a Billy Beane. Según IMDB, esta es la sinopsis:

“El éxito del director general de los Oakland A’s, Billy Beane, de formar un equipo de béisbol con un presupuesto limitado usando el análisis por ordenador para fichar sus jugadores”.

No parece muy emocionante. ¿Cómo haces interesante una película sobre el análisis de datos? Pero fue un éxito de crítica y público.

Beane es un ex-jugador y directivo que tuvo éxito como jugador pero dirigiendo el equipo ha cambiado el deporte usando el análisis estadístico. Utilizaba lo que se conoce como Sabermetrics, el análisis empírico del juego midiendo las estadísticas durante el partido.

Esto incluye el análisis de los bateos, los lanzamientos y las jugadas de campo, lo que resulta en estadísticas como Valor Sobre el Jugador Medio (Value Over Replacement Player, VORP), Victorias Sobre el Jugador Medio (Wins Above Replacement, WAR), y Media de Bateo Sobre las Bolas en Juego (Batting Average On Balls In Play, BABIP).

Hay un montón de matemáticas avanzadas y cálculo, así que si te parece complicado, ve la película que te hemos dicho o léete el libro en el que está basada, para ver cómo ha cambiado el béisbol.

Como decía Beane: “Adáptate o muere”.

El póker no es solo un juego individual

En 2008, las World Series of Poker (WSOP) comenzaron con el concepto de “November Nine”. El juego se paraba cuando el Evento Principal de las WSOP llegaba a la mesa final de nueve jugadores, dándole a los jugadores un hiato de casi cuatro meses. Esto se hizo para aumentar la emoción entre los fans y los medios, pero abrió la puerta a que los jugadores cambiaran su juego.

Con un primer premio de más de ocho millones de dólares, los jugadores necesitaban aprovechar cualquier ventaja que tuvieran. A menudo contrataban un entrenador para mejorar su juego, limar los errores y estudiar a los rivales. Con cientos de libros de póker, páginas online de entrenamiento y herramientas como la calculadora de odds a su disposición, no había tiempo para relajarse.

También significó formar un equipo que ayudara en la mesa final. A pesar de ser un juego individual, el póker cambió y los jugadores pedían ayuda a sus amigos. Como el November Nine se retransmitía en directo con un retraso de quince a treinta minutos, los jugadores podían pedir a sus amigos que vieran la retransmisión y que en los descansos les contaran qué estaba pasando en la mesa y las cartas de los rivales.

Con tanta información en sus manos, el VPIP% (porcentaje de las manos en las que el jugador pone fichas voluntariamente en el bote), PFR% (porcentaje de veces que el jugador sube antes del flop) y WTSD% (porcentaje de veces que un jugador llega al showdown después de ver el flop) son solo tres de las muchas estadísticas que han aparecido en el póker. Solo tienen sentido para aquellos jugadores que usan el poder de los datos para tomar sus decisiones.

Los equipo de la NFL empiezan a contratar analistas

A principios de 2016, los Cleveland Browns contrataron a experto analista Paul DePodesta, Si has visto Moneyball, te interesará saber que Peter Brand, el personaje interpretado por Jonah Hill, está basado en DePodesta.

Se le contrató, según el propietario de los Browns, Jimmy Haslam, para tener una visión fundamental en la directiva. Esto porque el equipo, que llevaba años entre los peores de la NFL, estaba intentando aplicar el análisis de datos.

“Mi idea es aportar mi experiencia y perspectiva para colaborar con el equipo, con el intento de ayudarnos a tomar decisión más informadas y adecuadas”, decía DePodesta.

Era un movimiento bastante heterodoxo para un equipo de fútbol americano, pero está claro que esperan que el análisis de datos pueda ayudar a cambiar el juego tanto como lo hizo con el béisbol, especialmente ayudando en el desarrollo de los jugadores y la ciencia del deporte.

There was an issue loading your timed LeadBox™. Please check plugin settings.