En muchas formas, los humanos somos una pizarra en blanco listas para ponerse en movimiento

A menudo, me reflejo en libros que he leído, personas que he conocido, miles de torneos que he jugado, así también como en muchas otras experiencias de mi vida. He hecho un consciente esfuerzo de mejorar constantemente, así sea mi conocimiento, mi juego de póker, o mi vida.

Mirando atrás, hace un par de años, tuve que superar varios obstáculos, pero aún así progresé por encima de la mayoría de mis competidores. No le atribuyo el éxito que he experimentado a mi naturaleza o a mi nutrición. Sí, fui educado y tuve una buena crianza, ambos importantes factores que me han ayudado a avanzar y ser exitoso. Lo que me ha separado del grupo y me permitió ser exitoso fue mi voluntad de trabajar lo más duro posible.

Un sabio hombre una vez dijo, “El trabajo duro hace la vida fácil”. Esto es verdad, pero tienes que decidir por ti mismo que camino tomar, ¿eres un trabajador o no? Tus padres o amigos no pueden decidir en esto por ti. La vida es corta, así que es crucial mantenerte erguido y no tener miedo, y aprovechar al máximo tus oportunidades.

Otro importante factor para el éxito es tu percepción mental y tu confianza. Los pensamientos en tu cabeza afectarán drásticamente como te ves a ti mismo, y como consecuencia, como el resto de las personas te ven a ti. Es un común error suponer que jugar al póker todos los días te hace menos competente socialmente.

Soy de los que piensan que si eres un inepto socialmente, habrá razones que ayudarán a este sentimiento, y la mayoría no estarán relacionadas con el póker. Si eras una mariposa social antes de comenzar a jugar al póker, no deberías tener ningún problema en salir y socializar exitosamente. A menudo, estos sentimientos de ineptitud e insuficiencia se ven más pronunciados de lo que realmente son.

Como en cualquier otro campo, siempre puedes aprender a mejorar tus habilidades sociales. Obviamente, si nunca interactúas con otros, perderás el dominio de las habilidades que una vez poseías. Muchas veces me han “lanzado a los lobos” en situaciones sociales, ya sea en negocios o en situaciones de lidiar con el sexo opuesto, donde me sentía inexperto y aprensivo. A medida que ganas experiencia, trabajas duro, te mantienes positivo, lo que una vez parecía imposible, de pronto parece común.

Un individuo impresionante, que exhibía muchas cualidades útiles para el éxito era Chuck Liddell. Tuve la oportunidad de conocerlo, y debo admitir que esperaba un hombre bruto, que era inexperto en la mayoría de los aspectos de la vida. Finalmente me encontré con alguien que me sorprendió. Chuck era articulado, amistoso y educado, de una manera que excedía mis expectativas, podría tener fácilmente la habilidad de ser un jugador de póker de nivel mundial. Chuck pudo haber tenido éxito en muchos otros campos aparte de la lucha y desde un punto de vista mental. Luego de pasar un rato con él, pude ver porqué es tan respetado y uno de los mejores luchadores del mundo.

En el libro mejor vendido de Chuck Lidell “Iceman” (Hombre de Hielo), que se traduce bastante bien al campo del póker, dice, “Ser mentalmente resistente no es algo que lo enciendes y lo apagas. Si no eres mentalmente resistente en el gimnasio cuando entrenas, entonces cuando se te rete a luchar te retirarás.

No quiere decir que debas ser así cada vez que te ejercitas, pero no puedes rendirte ante tu entrenamiento simplemente porque sientes que has hecho suficiente por el día. Antes que lo sepas, cuando te encuentras en una pelea y te sientes cansado y en una mala posición, también te rendirás. Es el punto de una pelea. Si vas a luchar, es mejor que estés preparado para cualquier cosa.”

En lo que refiere al póker, o estás progresando o estas incrementalmente perdiendo lo que una vez poseías. No dejes que tus miedos eviten que te conviertas en la persona que sabes que puedes ser. He llegado a conocer una amplia variedad de jugadores de póker, desde principiantes a avanzados, desde jugadores tight débiles a jugadores loose agresivos.

Una de las cosas más importantes que he aprendido en mi experiencia es que cuanto mejor persona seas en la vida, mejor jugador de póker serás en la mesa. Las personas que tienen relaciones saludables y se llevan bien con los otros, que son positivos y organizados, parecen destacarse en comparación con la persona o jugador promedio.

¿Crees que esto sea una factor que afecte en tu juego?

Quien eres fuera de las mesas podría ser lo que eres dentro de ellas
4,00Nota Final1 vote, average: 4,00 out of 51 vote, average: 4,00 out of 51 vote, average: 4,00 out of 51 vote, average: 4,00 out of 51 vote, average: 4,00 out of 5
Puntuación de los lectores:(1 Votos)
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas