Ante todo, he de decir que no me considero un gran jugador de poker. Me han derrotado miles de veces, y algunos de mis oponentes me derrotan sistemáticamente. Entro en tilt, juego partidas en las que no debo, “gambleo” demasiado y tomo muchas malas decisiones; ¡ah! y bebo más de lo que debería. Pero tengo la suerte de conocer a muchos grandes jugadores de poker.

 

Éstos son los rasgos que todos comparten:

 

Experiencia

 

Éste es, de lejos, el rasgo más importante del que disfruta un buen jugador de poker. Es imposible convertirse en un buen jugador de poker sin estar miles de horas miles de horas en las mesas y viendo millones de manos. Gracias al poker online, con la posibilidad de jugar miles de manos en un día, es posible acumular experiencia muy rápido, mucho más que hace unos años. Tienes que jugar como mínimo unas 10.000 horas para empezar a plantearte el llegar a ser un buen jugador de poker.

 

Inteligencia

 

En los niveles más altos, la experiencia de todos los jugadores y sus conocimientos son casi iguales. Se nivelan, en la cumbre. Aquel que se adapta más rápido a un oponente y es capaz de ver qué ajustes hacen sus oponentes en la partida, quedará por encima de los demás. Esto se conoce en inglés como “leveling” (“Ajustar el nivel”)


Deseo y empuje para aprender

 

No importa cuánta experiencia tengas, o tu nivel de inteligencia: no mejorarás si no piensas activamente sobre qué hacen tus oponentes. Además de esto, también necesitas buscar siempre otras estrategias de poker novedosas que te puedan enseñar otros jugadores mejores que tú, leer libros, enseñar a tus amigos, y debatir sobre manos.

 

Capacidad de autocontrol emocional

 

En el poker, es siempre importante mantener un control lógico y analítico de lo que estás haciendo en todo momento. Nuestras emociones no están diseñadas para batallar con las probabilidades y la varianza, que son dos elementos esenciales del poker. La habilidad para mantener el control sobre las emociones de uno y mantener una constante en la toma de decisiones lógicas una y otra vez, es una de las cosas más difíciles que tiene el poker.

 

Habilidades sociales y de relación con los demás

 

Disfrutar de una buena red de contactos en el poker es clave para poder ser un buen jugador de poker. Te permitirá entrar en las mejores partidas y te pondrá en contacto con colegas que sean más fuertes; ellos te ayudarán a mejorar.

 

Tener el “gamble” en el cuerpo

 

Para ser un buen jugador de poker de verdad, de los grandes, debes tener el “bicho” del “gambleo” en el cuerpo. Tienes que sentir el ansia irrefenable de estar deseando derrotar a jugadores mejores que tú en niveles más altos del que estás. Llegado un determinado nivel, es la única manera de seguir avanzando. Pero ¡cuidado!… también es la mejor manera para acabar arruinado.

Seis características de un gran jugador de poker
0,00Nota Final0 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 5
Puntuación de los lectores:(0 Votos)
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas