Hasta si eres un jugador exclusivamente online, aun así no hay nada como jugar en vivo, especialmente cuando se trata de torneos. Puede ser muy emocionante sentir el momento en que tocas las cartas por primera vez y reúnes tus fichas. Pero hay muchas diferencias entre torneos en vivo y en línea, más allá del equipo utilizado. Aquí están algunos elementos para tener presente cuando vayas por una aventura fuerta de la seguridad de tu hogar.

Estructuras

Una de las diferencias más notorias que notarás cuando juegues en vivo es que las estructuras suelen ser mucho peores que en línea. No parece que sea tan así a principio, ya que los torneos son largos y con frecuencia tienen niveles de ciegas más largos, además de mayor cantidad de fichas iniciales.

A no ser que  te gusten los torneos ultra turbo y jugar short-stacked, muy pronto te vas a dar cuenta que tu torneo del día a día en un casino no es ni de cerca la gran competencia que imaginabas. Las dos principales razones son los niveles de ciegas y la cantidad de manos por hora.

En un clásico torneo de casino, las ciegas aumentan mucho más rápidamente en relación a la cantidad de fichas de lo que lo hacen en un torneo normal en línea. Por ejemplo, en el Trump Taj Mahal en Atlantic City, un casino conocido por su poker, el torneo semanal de US$200 + US$30 tiene niveles de 20 minutos y 15.000 fichas como stack inicial, ambos más generosos que cualquier torneo online. Las ciegas comienzan Las ciegas comienzan en 25/50, lo que está muy bien y permanecen relativamente tranquilas durante un par de niveles. Pero para el nivel 10, la ciega mayor es de 2.000, o 13% del stack inicial.

Compara eso al torneo semanal de US $750.000 garantizado que dan en algunos en línea. Aquí las ciegas suben a cada 12 minutos y el stck inicial es de sólo 5.000 fichas, pero en el nivel 10, la ciega mayor es de sólo 200, solamente 4% del stack inicial.

Y recuerda que el torneo del Taj que usé como ejemplo es bastante bueno. El casino tiene otros torneos todos los días con stacks iniciales más bajos y niveles de ciegas más cortos, pero el mismo nivel de aumento de ciegas. ¿Qué tal esta loca estructura? En el Imperial Palace en Las Vegas, puedes jugar en un torneo de día de semana donde te entregan 4.500 fichas si optas por la recompra al principio (sólote dan 3.000 si no). Las ciegas aumentan a cada 15 minutos y, al final del nivel 10, ¡la ciega mayor ya es de 8.000! Puedes optar por un add-on de 2,000 fichas al final de la primera hora, pero a esas alturas, ese add-on sólo paga unas tres ciegas mayores.

Para colmo, juegas menos manos por hora en torneos en vivo que en el juego online. Generalmente, puedes esperar ver al menos el doble de manos en internet que en vivo, lo que hace que juegues significativamente menos con cartas reales. Júntalo todo y prepárate para quedar commited con una buena mano y esperar lograr doblar tus fichas.

Estilo de Juego

Como con todo en el poker, lo que ves juego tras juego, torneo tras torneo, varía. Pero en mi experiencia, los jugadores tienden a jugar de forma más conservadora en vivo que en línea. Esto probablemente se debe al hecho de que la gente se siente más comprometida cuando se trata de un torneo en vivo – ya que han viajado hasta el casino y han planeado pasar el día en el torneo – por lo que no quieren irse inmediatamente antes de que siquiera se sientan más o menos cómodos. Incluso si les va mal, los jugadores quieren alargar su diversión lo máximo posible.

En línea la gente puede ingresar a diversos torneos de forma instantánea. Si son eliminados, ¿qué tiene? Ya están en sus casas y pueden hallar algo más que hacer. Habiendo dicho esto, jugadores en vivo aparentemente realizan mayores aumentos de apuesta pre-flop. Mientras que 3 veces la ciega mayor es normal online, los torneos en vivo tienen un aumento promedio de 4 a 5 veces la ciega mayor.

A causa de esta inclinación hacia el conservadurismo, si alguien aumenta, es probable que algo tenga. Y aunque la gente ciertamente va a bluffear, los bluffs no son tan comunes en vivo. El temo de perder las fichas y tener irse para la casa es una razón, pero también creo que los jugadores le temen al bochorno de que los atrapen y por eso prefieren evitar la situación por completo.

Ambiente

Cuando jugamos online, tenemos todas las comodidades de la casa cerca. Podemos correr al refrigerador a comer algo, ir al baño sin tener que cruzar un casino completo, hablar por teléfono o ver el último capítulo de “Jersey Shore”. Todo lo que normalmente haríamos en la casa, podemos hacer cuando jugamos. Hasta podemos ir salir un poco y llevar el laptop a cualquier lugar con conexión si queremos cambiar de ambiente.

Jugar poker en vivo puede ser estresante si eres primerizo. Hay que esperar al dealer que es lento, cientos de personas que no conoces, quienes emiten todo tipo de olores y el juego que no estamos acostumbrados, ya que sentimos que falta un mouse. Lo que hay que recordar es que muchos de tus oponentes se sienten de la misma manera que tú; no hay nada malo con estar un poco nervioso. Y si no sabes bien como funcionan las cosas o lo que tienes que hacer, sólo pregunta.

Por Dan Katz.

Fuente: PokerNewsDaily.com

There was an issue loading your timed LeadBox™. Please check plugin settings.
Cuando sales de tu casa a jugar en vivo
0,00Nota Final0 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 50 votes, average: 0,00 out of 5
Puntuación de los lectores:(0 Votos)
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas