El mexicano Ángel Guillén es uno de los jugadores latinoamericanos más conocidos del Póker, a pesar de estar algunos años semi retirado de la actividad. “En el 2015 dejé de viajar a jugar torneos. Estuve entre CDMX y Los Ángeles jugando algunas partidas privadas de cash. Posteriormente regresé a México, donde arranqué algunos proyectos que me tuvieron bastante alejado del Póker (mas allá de partidas con amigos)”, relata. “A principios de 2019 regresaron (por casualidad) mis ganas de jugar torneos en vivo, después de un deep run en el Main Event del Aussie Millions”, agrega.

¿Cómo estuvo el 2019?

Fue un año de regresar a las canchas y toparme a jugadores con los que hace años no había jugado. Ver en muchos casos su notoria mejora en el juego y darme cuenta que debería meterle mucha energía a romper esa curva de aprendizaje (o por lo menos tratar de darle alcance); ver tendencias nuevas y tratar de intuitivamente encontrar las soluciones a los nuevos problemas, darme cuenta que en muchos casos esa intuición no alcanza y hay que ir al laboratorio del Póker y desmenuzar matemáticamente para encontrar lo simple y convertirlo en conceptos. En el proceso tuve algunas mesas finales y estuve cerca de cobros muy grandes, pero con franqueza puedo decirte que eso hoy no significa mucho dentro de mi nueva misión, que es convertirme en mi mejor versión de jugador de Póker. Es raro, pero lo que más me dejó el 2019 fue un re-descubrimiento de una pasión por el Póker que no quise reconocer durante muchos años y que claramente todavía llevo dentro.

¿Y en qué estás ahora?

Actualmente mi intención es viajar moderadamente, jugar todos los torneos que pueda, pero sobre todo estudiar y mejorar mi juego para llevarlo al siguiente nivel. El año pasado también empecé como comentarista del programa del World Poker Tour en México que se transmite por TV Azteca (Azteca 7), donde junto a Santiago González e Inés Sáenz, narramos en español las mesas finales de temporadas pasadas del WPT. ¡El proyecto es súper interesante y mucho más divertido de lo que esperaba!

¿Estás jugando Póker online?

El Poker online siempre fue mi escuela. Desde que arranqué a jugar en vivo me di cuenta que tenía buena intuición y cualidades de carácter emocional que se convirtieron en atributos dentro de mi perfil como jugador, pero no fue hasta que empecé a jugar online y que me topé a jugadores con mucha mas experiencia que yo, que me forzaron a mejorar rápidamente y tratar de entender el juego en un nivel mas complejo al que estaba acostumbrado y donde la intuición era suficiente para ganar. La matemática, las estadísticas, las frecuencias y tendencias agregaron a la psicología e inteligencia emocional y en conjunto el Póker se convierte en un juego mucho más profundo e interesante.

¿Cómo estudias Póker?

Mi forma de estudiar el juego ha evolucionado con los años, hoy en día software y solvers son el vehículo más obvio para el estudio. Eso no quiere decir tratar de igualar los árboles de decisión de un robot a todo momento, sino aterrizar conceptos robustos que abarcan múltiples escenarios a partir del análisis matemático de una sola mano. Hoy en día me gusta desmenuzar manos porque esos conceptos nacen de un análisis complejo (en teoría) para el cerebro humano pero, a su vez, a través de su comprensión simplificamos decisiones encontrando la ruta más corta y eficiente en el largo plazo. Cuando juegas torneos o mesas de cash online es mucho más fácil hacer un análisis exhaustivo con el historial de manos de tu sesión. por lo que jugar y revisarlas es una forma concreta para estudiar y encontrar errores no tan claros en el momento.

¿Cuáles son los mayores aprendizajes del último tiempo?

No se puede aprender sin trabajar y meter toda tu energía en mejorar. Estudiar a medias o pensar que tu sexto sentido (o como cada uno quiera llamarle) es suficiente para ser un jugador de alto nivel, es irresponsable si quieres tomar al Póker seriamente.

 

¿Cómo ves la realidad del Póker latinoamericano?

Las herramientas de ayuda y la información para mejorar están al alcance de todos, muchos latinos han construido bancas a través de trabajo y estudio. Cuando empecé a jugar era rarísimo toparse a un jugador latinoamericano estudioso del Póker, éramos más jugadores de instinto, astucia, etc. Hoy en día es completamente normal que haya grupos de estudio tanto en México como en LATAM, muchos profesionales comprometidos; campeones latinos antes eran contados con una mano, hoy en día cualquiera con intención, cabeza, inteligencia emocional y trabajo puede conseguir esos resultados que antes parecían escasos para los latinos. Eso ya quedó atrás, nos tardamos en llegar porque nos llevaban demasiada ventaja, recursos, oportunidades, capital. El jugador de Póker latino es self-made, y por ende con un techo en mi opinión, mucho más alto.

¿Cuáles son tus metas personales para el 2020?

Crear la estructura de trabajo, estudio y disciplina para convertirme en la mejor versión de jugador de Póker que puedo alcanzar.

¿Piensas venir a Chile en algún momento?

Extraño Chile, la última vez que estuve fue con Lynn (su novia) en donde además de Póker, recorrimos Viña del Mar y sus increíbles viñedos. Espero tener el tiempo y la excusa perfecta (¡un torneo de quizá!) para visitarlos nuevamente.

¿Algo que quieras agregar?

Un afectuoso saludo a la comunidad latinoamericana de Póker, hace tiempo no me encuentro con muchos de ustedes, pero espero verlos muy pronto justo donde nos conocimos, en esa mesa de Póker, que es como una segunda casa para muchos de nosotros.