Torneos multi-mesas

DAvanzado 6esde las alturas de la World Series of Poker hasta los torneos de la hora almuerzo, los torneos multi-mesas te ofrecen mucha emoción.

Aprende a ganar torneos multi-mesas

Ganando torneos multi-mesas
Desde las alturas de la World Series of Poker hasta los torneos de la hora almuerzo, los torneos multi-mesas te ofrecen mucha emoción. Lo atractivo de estos torneos es el tamaño del pozo comparado con el precio – una inversión de tan sólo US$10 puede llegar a pagar miles. La sensación de quitarle cientos o miles de dólares de diversos jugadores es una sensación difícil de comparar.

Desde luego, esto también significa que tendrás que vencer mucha competencia para ganar – pero hasta los premios menores que se encuentran entre los 10% y 20% son suficientes para recuperar la inversión y más.

Cómo funcionan
A primera vista, torneos se ven como cualquier mesa sin límite y, de muchas maneras, es así. Pero no creas que puedes jugar en un torneo de la misma manera que juegas una mesa normal y esperar buenos resultados. Hay dos diferencias clave entre ambos formatos implican cambios a la hora de jugar.

Tienes un número limitado de fichas.
Algunos torneos tienen la opción de re-ingreso. Pero independiente del torneo en que juegues, eventualmente tendrás que quitarle fichas a los demás jugadores si pretendes ganar.
Los blinds no paran de subir.
Los blinds suben de manera regular en torneos como éste. En promedio, verás entre 8 y 15 manos entre cada aumento.

El número limitado de fichas, combinado al incremento incesante de los blinds conspiran para incrementar cada vez más la presión sobre los jugadores. Entender cómo se desarrollan los torneos a través del tiempo es la esencia de una buena estrategia.

El comienzo, incluyendo el período de re-ingreso
Has pagado tu cuota y te sentaste. La gente ya se saludó antes que se distribuya la primera mano… y quedas sorprendido al ver que tres personas han ido all-in antes que el flop siquiera haya aparecido.

Aunque sea extremo, no es una situación muy inusual, especialmente en torneos baratos y/o derecho a re-ingreso. Los jugadores intentan duplicar o triplicar sus fichas al principio con un juego muy agresivo con un resultado muy parecido a una verdadera carnificina. Recuerda que éste es el periodo donde la mayor cantidad de estilos y experiencia se presentan – lo tienes todo, desde jugadores con años de experiencia hasta completos principiantes que apenas conocen las reglas, por lo que apuestas altas son difíciles de analizar en este momento. Es común ver que entre 10% y 20% de los jugadores se vayan sin que siquiera los blinds hayan aumentado.

Estrategia
La mayoría de los jugadores experimentados pasan el periodo inicial del torneo manteniendo un perfil muy bajo. Se retiran de todas las manos, excepto cuando reciben cartas premium y sólo las juegan agresivamente tras tener un par en el flop. Estos jugadores saben que los torneos son un juego de supervivencia – el último hombre que se mantenga en pie gana.

Es muy difícil analizar jugadores al principio, pues una apuesta agresiva puede significar “tengo par de ases en mano” como “estoy borracho”. Averiguar cual es cual es un juego que puede resultar muy caro. Sólo iguala si tienes muy buenas cartas y prepárate para retirarte, especialmente si eres el primero en apostar o si ves sucesivos aumentos a tu apuesta. No quieres que tu partido de poker se convierta en bingo con todos los jugadores yendo all-in antes del flop.

Contra-estrategia
Todo problema presenta una oportunidad y si te sientes agresivo, entonces las primeras rondas podrían servirte para armarte una buena pila de fichas que te permita sobrevivir el invierno. Basta dártelas de villano de Hollywood y aprovecharte de los débiles. Si te entregas buenas cartas al principio y verás que muchas fichas se presentan para que te las robes. Apostar muy fuerte antes del blind atraerá un jugador muy suelto o te permitirá quedarte con los blinds.

Si tienes un par alto después del flop (no importa si lo completaste con el flop o lo tienes en manos) entonces una apuesta muy fuerte o un all-in deberían ser suficientes para acaparar el pozo aquí y ahora – o mejor aún, encuentra a alguien que te iguale con una mano más débil. Es una estrategia riesgosa, pero la recompensa puede ser extraordinaria (te duplica o triplica la cantidad de fichas y te deja en una muy buena posición sobre tus oponentes). Si pierdes, dependiendo del torneo, todavía queda la opción del re-ingreso u otro torneo.

Mitad del torneo
Las cosas comienzan a estabilizarse. Los jugadores irremediablemente siguen su estilo de juego normal y ahora tendrás la oportunidad de analizar cada uno de sus movimientos y leerlos con mucho más precisión que al principio. Debido a que el precio del blind sube a cada momento, la tendencia es que hasta los jugadores más sueltos se pongan un poco conservadores y ya no entran en cualquier mano, sino que la piensan dos veces.
Estrategia
Jugadores conservadores-agresivos verán más oportunidades ahora. Será más simple de captar el poder de la mano de cada uno y eventualmente la oportunidad de un bluff se presentará sola, especialmente si posees una posición privilegiada.

Esta tendencia de conservadurismo se seguirá dando hasta que “revientes la burbuja” – el punto en el cual todos los jugadores que permanecen en el juego al menos recuperarán su inversión no importando lo mal que les vaya. Aumentar tu agresividad gradualmente para aprovecharte de esta tendencia te permitirá mantenerte al frente de tus oponentes y te ayuda a que los blinds no te coman vivo.

¿Pocas fichas?
Si tienes menos de seis veces el big blind, te encuentras corto en fichas (short-stacked). Tu objetivo ahora es doblar tu número de fichas. No hay por qué esperar un monstruo mientras los blinds te devoran. Observa los blinds y estima cuántas manos aún podrás ver antes del punto en el que un all-in tuyo sea tan ridículo e insignificante que más de un jugador pueda igualarte la apuesta. Espera a la mejor mano posible y luego aplica un poco de estrategia. Una vez que hayas decidido que el momento y las cartas son adecuados, el secreto es hacer una apuesta que atraiga a un solo jugador.

Puede llegar a ser un all-in, pero no tiene por qué serlo necesariamente (depende del tamaño de la apuesta y la cantidad de fichas que poseas) La ventaja de ir all-in es que puedes lograr robártelos blinds sin nadie que te iguale la apuesta. La ventaja de apostar menos es que alguien te igualará, dejando el pozo más apetecible y luego, apostando fuerte en el flop tu oponente se retirará dejándote el pozo para que puedas respirar un poco y pagar el próximo blind sin miedo a quedar fuera de la acción.

¿Muchas fichas?
Esta es tu oportunidad de ponerte más agresivo, pero recuerda que nadie gana un torneo a la mitad. Evita la tentación de igualar flops con manos sin mucho futuro en la esperanza de que esa carta que quieres salga. En vez de eso, usa tus fichas extra para aplicar presión sobre los más débiles. Si vas por el pozo con una mala mano, es mejor que aumentes la apuesta. Pero no apuestes demasiado, si no los jugadores débiles te pondrán un blanco en la frente, con tal de mejorar su situación quitándote fichas.
¡¡¡ Felicitaciones, has llegado a la mesa final !!!
No hay nada como la emoción de llegar a la mesa final en un gran torneo. Ahora los premios comienzan a subir y el primer lugar está tan cerca que ya lo puedes saborear.

La psicología juega un gran rol en la mesa final. Algunos jugadores sufren tilt debido a la presión y prácticamente se congelan o se ponen ultra-agresivos. Prepárate mentalmente para evitar que esto te suceda a ti.

Recarga.
Llegar a la mesa final de un torneo multi-mesas requiere horas de lucha. Y ahora que has llegado tan cerca, no quieres irte con lo mínimo. No tendrás mucho tiempo para prepararte, pero sí puedes clarificar tus pensamientos y recargar tus baterías. Tómate un vaso de agua fría, ejercita tu respiración o haz lo que sea con tal de que la sangre fluya para tu cabeza en esta etapa final.
Cualquier lo puede ganar.
¿Pocas fichas? ¿Poca experiencia? No importa – la mesa final es un excelente nivelador. Los blinds han alcanzado un punto donde todas las manos representan un gran transporte de fichas de un lado al otro de la mesa. Te puedes recuperar fácilmente en el caso de tener pocas fichas, así como puede que lo pierdas todo. En lo que dice respecto a la inexperiencia, es tan simple como decir que ya has llegado hasta aquí y lo tienes todo para ir hasta el final.
Mantén tu estilo.
Sea lo que sea que hayas hecho para llegar hasta este punto está obviamente funcionando. No hay razón para intentar un nuevo estilo ahora – a no ser que hayas tenido que luchar contra las probabilidades y leyes de la física para llegar hasta este punto con el mínimo de fichas posibles. Si ese es el caso, otros jugadores de la mesa pueden creer que eres una roca y te traten de engañarte bluffeando – tu mejor oportunidad de recuperarte es usando el juego lento.
No se trata del dinero, se trata de la victoria
Grandes apuestas pueden arruinar estilos. Si te pones a concentrar en todo el dinero que está en juego, puede que dejes que el miedo hable por ti y terminar por arruinar todo lo que lograste hasta el momento. No es el momento de escuchar a tus emociones ni tus hormonas; es hora de escuchar completa y únicamente a tu cerebro (no creas eso de las películas románticas donde dicen que debes seguir tu corazón). No importa la jugada, debes analizar cada jugada fríamente utilizando todos tus conocimientos y lo que aprendiste acerca de tus oponentes – ya habrá mucho tiempo para pensar en dinero después del torneo.
There was an issue loading your timed LeadBox™. Please check plugin settings.