Del baúl de los recuerdos les dejamos esta jugada, donde una vez más Phil Hellmuth sintió la frustración de haber perdido una mano que él pensaba que tenía 100% ganada.

“Poker Brat” se tentó con su 8d6d suited y no le importó para nada estar sin posición ante Klein, que con una notable cara de poker no dio pistas de su Ks6c y apostó a los grande con el flop Kh7hKc.

Llegó la hora del turn 8s y luego el river Kd, cartas perfectas para la ilusión de victoria para Hellmuth, que conectaba un full house, pero, lamentablemente para sus aspiraciones, Klein al mismo tiempo ligaba un imbatible poker de reyes.