Desempolvamos una de las manos más emocionantes de la Serie Mundial de Póker.

No hay cosa más desesperante que esperar el milagro en una mesa de póker. Si a eso le sumamos que estás ante público en la Serie Mundial de Póker en la Vegas (WSOP, pos sus siglas en inglés) y con todas tus fichas en juego, ya esto pasa a ser agobiante.

Bueno, eso fue exactamente lo que le ocurrió a James Akenhead en una mano decisiva ante Eric Buchman. Akenhead amenazó con un all in en preflop con KQ en mano y rezando para que todos empezarán apostar. Sin embargo, no se esperaba que su contrincante fuera con un AK y tuviese mejores probabilidades para llevarse la mano y el pote de 12.855.000.

 

There was an issue loading your timed LeadBox™. Please check plugin settings.