Faltan tres días para que comience a jugarse el Main Event de la WSOP 2018 y para ir calentando motores les dejamos uno de los cooler más recordados de la última edición, que sacó a Vanessa Selbst de las mesas con solo una hora de juego para la americana.

Como la misma Selbst lo dijo, quizás fue una de las participaciones más cortas de ella en un Evento Principal en Las Vegas y fue gracias  a los quads de 7 que pinchó la gala en el turn. Selbs había flopeado un Top set de A, sin embargo, su oponente ligó un poker de 7 en el turn y las cosas se complicaron para la mujer más ganadora en la historia del póker.

Al ver el poker de su rival, lo única que decía era “Si tu tenías un 7 de corazones como voy a foldear. Pensé que habías apostado con un 7 de corazones. Lo juro chicos quería foldear”