A veces uno ve ganar a los pro del póker con grandes jugadas, pero, a veces se les hace fácil.

Daniel Negreanu es uno de los mejores jugadores de todos los tiempos, por su capacidad de leer las manos de los rivales y ganar de forma notable con estrategias. Sin embargo, algunas veces la “varianza”, “suerte” o como ustedes quieran llamarla, le da un pot fácil, como este que ganó en la Serie Mundial a un par de AA.