Será odiado por muchos, por su temperamento, su protagonismo o simplemente por ser él, pero Phil Hellmuth se ganó su nombre en la WSOP adjudicándose torneos como nadie. Y ayer demostró que sigue vigente tras sumar su 15° brazalete tras conectar un hermoso trío en su última jugada ante Steve Wolansky.

Wolansky le disparó todas sus balas con un all in con un Ad9c ante el par de 3 de Poker Brat. Se fueron al destino del flop y de inmediato Hellmuth ligó un trío de tres, que sería suficiente para ganar la mano:

 

There was an issue loading your timed LeadBox™. Please check plugin settings.