Cuando usualmente llegas a la última calle y apuestas a pesar de tener una gran posibilidad de perder la mano, se conoce como un Crying Call.

Bueno, precisamente esto le sucedió a uno de los competidores en las mesas de Live At the Bike en este mes de junio. Mira como es saber que vas directo a la muerte.

There was an issue loading your timed LeadBox™. Please check plugin settings.