La última calle decidió esta mano.

Que se puede decir del river, una calle que puede decidir un campeonato del mudo o simplemente eliminar a un jugador con 75% de posibilidades de ganar.

Acá les dejamos una nueva víctima de la afamada última carta del board, que puede destronar a un par de reyes en un segundo. En este caso fue el jugador Christian Harder, que son su KK decidió ir all in ante un QQ. Hasta el river tenía 75% de posibilidades de ganar la mano, pero, una vez más el river se encargó de recordar a Harder que como en el tenis, la partida no se gana hasta la última bola, que en este caso fue carta final del board, que le dio el triunfo a las reinas.