Entrevista con Geovanny Torres, jugador ecuatoriano de Póker. “Estar en la escuela ha supuesto un cambio integral de mi estrategia”.

Geovanny Torres tiene 26 años y vive en Santo Domingo, Ecuador. Se define como “un jugador profesional en potencia”, ya que está en plena formación y aún no se ha consolidado. “Dejé mi trabajo en una de las empresas más grandes del país para dedicarme de lleno al Póker y profesionalizar la actividad”, explica.

Comenzó jugando dinero ficticio en PokerStars. “De todo un poco. En Ecuador hay regulaciones que limitan el depósito de dinero real en las salas”, señala. “Luego pasé a los freerolls y de a poco fui haciendo banca. Creé mi banca de la nada y empecé a jugar más torneos. Finalmente, me atrajo mucho el cash y la complejidad de su juego en relación a torneos, que muchas veces se reducen a seguir tablas de push o fold”, agrega.

¿Ahora juegas sólo cash?

Soy un jugador bancado en GrindersChile y mi contrato sólo me permite jugar NLH cash 6-max y freerolls. Eso me ayuda a mantenerme enfocado en especializarme en la modalidad. Lamentablemente, en la localidad donde vivo, no hay lugares para jugar en vivo, así que solo juego on-line.

¿En qué nivel de ciegas estás actualmente? ¿Cómo ha sido el proceso?

Estoy en NL10 y subir niveles fue algo tortuoso, debido a varios factores: malas rachas, falta de volumen y errores de comprensión del juego. Sin embargo, siempre tuve el apoyo de los compañeros y del staff y he logrado superarme.

¿Hace cuánto perteneces a GrindersChile?

Casi un año, pero los cinco últimos meses he dedicado una entrega total al Póker y a GrindersChile. Llegué a la escuela gracias a un video de convocatoria que hizo Fabián Pichara en YouTube. Postulé, rendí las pruebas y fui aceptado para iniciar bancado en NL2.

Cuéntanos sobre algunas mejoras de tu juego…

Estar en GrindersChile ha supuesto un cambio integral de mi estrategia, comenzando desde el preflop (con la facilidad de leerlos con la APP que nos proporcionan), como jugar calle a calle. Hasta las adaptaciones para cada nivel. Resulta complejo resumir y plasmar todo lo que he aprendido en unas cuantas líneas, pero el cambio más significativo es la confianza que he adquirido en mi juego, lo que me permite enfrentarme a todo tipo de rival, desde regular hasta el más maníaco de los recreacionales. Afronto la varianza aplicando la estrategia ganadora de GrindersChile.

¿El aprendizaje puede reflejarse en torneos?

Sin duda. Se puede aplicar haciendo adaptaciones y creo que se pueden obtener buenos resultados, sobre todo en torneos grandes de estructuras lentas y stacks profundos, donde el juego postflop es de mucha importancia. Los jugadores de cash somos buenos en ello.

¿Cómo es visto GrindersChile desde tu entorno?

GrindersChile es una comunidad de personas diversas que nos une una misma pasión: el Póker. Somos una comunidad alegre, optimista, atenta, cordial, respetuosa y trabajamos por el objetivo común de ser profesionales. Bajo la dirección de Fabián Pichara y la coordinación de Álvaro Rivas, es el entorno ideal para lograr esa meta.

¿A qué jugadores destacarías dentro del grupo de alumnos?

Somos muchos miembros y hemos crecido tanto que no los conozco a todos, sin embargo, puedo destacar a James Cabanillas, Cristian Núñez y Oliver Reyes.

¿Cuáles son tus próximas metas?

Mi objetivo inmediato es NL25 y ser un jugador destacado para ayudar más a los que están comenzando, así como me ayudaron mis tutores. El objetivo principal es convertirme en un jugador ganador de NL100 (habiendo ayudado a mi comunidad en el camino).

¿Algo que quieras agregar?

Quiero aprovechar este espacio para agradecer a la escuela y a la comunidad GrindersChile por permitirme pertenecer y el apoyo inquebrantable; también quiero decirles a los que recién comienzan que hay que ser constantes y disciplinados para ser profesionales. Por último, quiero alentar a las personas que estén pensando en entrar a nuestra comunidad: háganlo ya, porque de lo único que se van a arrepentir es de no haber entrado antes.