Entrevista con Óscar Mayorquín, jugador hondureño de Póker. “Entré a GrindersChile porque quiero demostrarme que se puede”, explica.

Óscar Mayorquín tiene 34 años y vive en Honduras, en el municipio Choloma. Juega Póker desde el 2010 y fue cada vez dándole más importancia, hasta que decidió congelar su carrera (Ingeniería en Sistemas) y dedicarse 100% a la actividad online. “Ahora sí que puedo decir que soy jugador profesional de Póker”, explica de entrada. “Además, trabajo desde mi casa en un negocio de videojuegos y espero algún día terminar mi carrera, si Dios lo permite”, agrega.

Conoció la actividad a través de la televisión por cable, viendo un torneo de la World Series Of Póker por ESPN. “Me llamó la atención y me pareció genial ganar dinero compitiendo en un juego de estrategia”, explica. Algún día, espera llegar a la WSOP y hacer un cobro de 6 cifras.

¿Qué estás jugando actualmente?

Solo Póker online, No Limit Holdem. Actualmente estoy en NL 5, pero cuando empecé a jugar me daba miedo NL 2. Imagínate ahora, cómo cambió todo (risas).

¿Cómo fue el proceso de subir de nivel?

Me llevó dos meses tratar de adaptarme. Lo crucial es saber robar los botes. Con eso vas sumando de a poquito.

¿Cómo llegaste a GrindersChile?

Pertenezco desde abril de este año. La verdad es que los vengo siguiendo desde el 2014, para ver la confiabilidad que tienen. Imagínate, estuve cinco años viendo si eran estables. ¿Un poco desconfiado no?

¿Qué mejora en tu juego destacarías?

Han sido muchas del tema preflop por ejemplo y lo más importante: no resubir con top par y saber foldear los check raise amplios.

¿Puedes aplicar la estrategia en torneo?

Definitivamente te puede ayudar.

¿Qué destacarías de la escuela?

Para mí, GrindersChile es la mejor escuela de cash que he visto y destaco a Leandro del Palo, mi coach (risas).

¿Cuál es tu próxima meta?

Llegar a NL 25 en tres meses. Espero se cumpla.

¿Algo que quieras agregar?

Entré a GrindersChile porque quiero demostrarme a mí mismo que se puede. Cuando jugué torneos en 2016 y 2017 dejé muchas deudas. Tenía ganancias, pero las necesidades son muchas y ahora debo superar esta meta, así también mi familia volverá a creer en el Póker (risas).