La participación del veteranísimo Doyle Brunson en el Main Event fue uno de los puntos álgidos de las World Series of Poker 2013.

 

Doyle entró en premios, pero no se pudo sobreponer a una racha horrible de cartas que fue comiendo su stack durante la burbuja y los primeros niveles del día 4.

 

En la última entrada de su blog, Doyle reconoce que jugar el Main Event fue casi una obligación moral después de todas las atenciones recibidas por parte de la organización, pero que no es ese su torneo favorito. Hay otro que le gusta mucho más, tanto que ya ha animado a Tex Dolly a pensar en tomar sitio en la edición de 2014.

 

A continuación, algunos extractos traducidos:

 

“El resumen más rápido de las pasadas semanas es que he jugado un montón al poker, probablemente entre 70 y 80 horas a la semana. Esto es demasiado para una persona que va a cumplir 80 años el mes que viene, pero las partidas de cash eran realmente buenas.

 

Gané lo suficiente para quedar más o menos even en todas las WSOP. Y eso que perdí todas las apuestas de baloncesto. El puñetero LeBron es demasiado bueno y yo aposté contra los Heat todo el rato. También acepté apuestas de un par de jugadores y consiguieron ganar más de lo que perdieron, pero disfruté mucho con la acción.

 

Después de decir que no iba a jugar, me arrepentí y me apunté al torneo de 50.000$ de HORSE [Poker Players Championship) y quedé eliminado justo antes de entrar en premios. En mi opinión este es el mejor torneo de las WSOP y probablemente lo volveré a jugar el año que viene.

 

Cuando empezó el Main Event me hicieron una ceremonia especial y me honraron con un busto de bronce en el área de torneo y ofreciéndome la entrada gratis. ¿Qué más podía hacer?, lo jugué, llegando al día 4 donde no vi carta y acabé el 409º, cobrando 28.000$. Me lo pasé bien pero acabé un poco cansado al final. Los torneos tienen algunos días muy largos pero entiendo que es necesario.

 

Ahora estoy empezando a tener los síntomas de abstinencia de costumbre, por no jugar nada de nada. Me concentro tanto cuando juego con regularidad que casi me asusto. Juego durante largas horas y cuando se apagan las luces para dormir, vuelvo a jugar las manos más importantes del día, intentando figurarme si podía haber tomado mejores decisiones. Felicitaciones a mi familia por estar a mi lado en esas temporadas. Estoy preparándome para irme a Montana durante unas semanas donde espero que me pueda renovar física y mentalmente”.

There was an issue loading your timed LeadBox™. Please check plugin settings.