Era un jugador como cualquier otro. Jugaba en casinos a veces y otras online. Jugó por mucho tiempo, siempre queriendo más, pero no lograba destacarse. Sus logros eran decentes, pero nada de lo que pudiera jactarse. Nadie lo felicitaba ni tampoco lo llamaban a jugar con la esperanza de robarle el dinero. Era uno más en una masa homogénea, en la cual no tenía ningpun tipo de individualidad.

 

Aburrido de ser un jugador del montón, se fue de Chile. Salió a conocer el mundo como corresponsal de PokerChile y llegó lejos, en busca de conocimiento y sabiduría. Finalmente, en las montañas más internas de Nepal, logró encontrar un pequeño templo. Adentro de éste encontró tesoros de incontable brillo y belleza. No era oro ni diamante, sino que algo mucho mejor: conocimiento.

 

Gracias a Ra-Di-Chi, el maestro de las cenizas del Tibet, concentró dentro de sí la sabiduría más profunda que se pueda lograr.

 

Ra-Di-Chi creía, hasta su reciente muerte, que tales conocimientos no deberían ser de conocimiento público, ya que se podrían usar para bien o para mal. Por lo tanto, cuando nuestro corresponsal regresó a nuestro país, decidió compartir tales enseñanzas, pero con cuidado.

 

No es sabio entregar tales consejos a cualquiera. Es por eso que, si crees ser capaz de administrar tal sabiduría y usarla para bien, inscríbete con tu nombre y mail un poco más abajo y recibirás, de forma gradual, los cuatro movimientos shaolin del poker que necesitas para ser un maestro, un asesino letal y silencioso en la mesa de poker. Sólo para valientes de espíritu y grandes en coraje!

 

Recuerda que no es para cualquiera… no digas que no te lo avisamos.

 

Suerte y que la sabiduría de Ra-Di-Chi inunde sus espíritus, te esperamos en www.PokerChile.cl, pequeño saltamontes….

Solicita aqui los 4 consejos!