Un largo fin de semana se vivió en Antofagasta, con un torneo Masters que atrajo a 99 jugadores a la II Región para que vieran quien ganaba este evento. A medida que pasaba el evento, se veía como tantos jugadores se iban eliminados y ni señal de que Simón Ale se fuer (excepto por el principio del torneo, donde tuvo que hacer la recompra). Fue así hasta la mesa final, donde éste fue el primero en sentarse en la mesa y el último en levantarse, luego de su victoria.

 

En la mesa final, luego de que los 6 últimos jugadores dieran vueltas tras vueltas con stacks muy similares con tal de no ser eliminados, la decisión no se hizo demasiado difícil. “¿Shopeemos?”, dijo alguien y todos estuvieron de acuerdo casi instantáneamente. Y aunque la croupier en ese momento haya retado a los jugadores diciendo que era “permitido” negociar premios, la verdad es que poco puede hacer cualquier casino con tal de que ello no suceda.

 

 

Luego de la negociación, el torneo finiquitó de forma muy expedita y los jugadores jugaban solamente por el honor y los puntos Enjoy. Y la suerte acompañó a Simón durante ese período, entregándole manos excelentes, que lo hicieron el verdugo de la mesa final, que le permitió quedarse con todo lo prometido, excepto la plata que tuvo que dividir con sus compañeros de mesa.


PokerChile: ¿Cómo fue el torneo de principio a fin para ti? Danos un resumen de tu experiencia.


Simón Ale: Llegué exaltado igual. Llegué a la primera mano, par de 10 y perdí como 4.000. En la segunda mano me stackeo bluffeando al enfermo en la mesa y me pagan. Hice una jugada asquerosa. Limpeo UTG, me sube otro, yo pago con par de 5 y él resube. Lo que pasa que le terminé shoveando en el river y me paga. Después recompré, me calmé, me di cuenta que la estructura era tan buena que no tenía que acelerarme y de ahí explotando spots buenos y me fui armando.

 

PC: ¿Hubo alguna estrategia para ganar?


SA: No, fui viendo jugada a jugada no más…

 

PC: ¿Cómo ha sido tu experiencia en torneos Enjoy hasta el momento?


SA: Buena. Este año empecé a jugar después que modificaron la estructura de ciegas. Gané un Challenger, salí cuarto en un Raider, he estado burbuja dos veces en un Raider, salí tercero en un pro y ahora gané el Masters, así que filete. Online también me ha ido bien. Le pegué a un six maxaction hour con recompra, salí 22º y gané como US$3.000 y muchos otros, así que super bien po…


PC: ¿Cómo estuvo la organización de este torneo?


SA: Buena, son buena onda. Son mucho más relajados que en Viña, por ejemplo. Podía pedir toda la Red Bull que quisiera gratis. En Viña tienes que pagar y sólo te dan bebida. Muy buena atención. Y la producción la cagó, parecía una película.

 

PC: Para ti, ¿cuál fue el momento decisivo del torneo?


SA: Cuando tenía un fish en la ciega y estaba medio short stack. Estaba con 170.000 y él tenía como 105.000 y e fish me sube 2,5 las ciegas yo tenía J J y en el river, derrotado, me paga con K 4 y gano. Ahí me armé. Después un short stack me shovea y yo tenía 250.000 y tenía más de 3 a 1 el pozo, así que pagom, le pego al 5 y después me stackea. Después me metí con el chip leader, le pego a dos pares y lo badbeteo y de ahí ya dije “ya, lo voy a ganar”.

 

PC: ¿Crees que tuviste suerte?


SA: O sea, al final, después de shopeamos empecé a tener suerte. Pero en realidad, igual tuve que robar harto. Una vez le tuve que meter huevos por el compadre que salió segundo (Diego Saldías) estaba subiendo hartas manos y le tuve que shovear así, con nada, esperando que foldeara. Una vez que shopeamos ya me dio lo mismo. Había que ganar no más.

 

PC: ¿Echas de menos los $12 millones a los que tendrías derecho si hubieras ganado el torneo sin chopeo?


SA: No, me da lo mismo porque si no hubi´eramos chopeado, quizás no hubiera ganado.

 

PC: ¿Tienes aspiraciones en el ranking Enjoy?


SA: No sé, no creo, porque voy a jugar, a lo más, Coquimbo y Viña porque no creo que valga la pena viajar a Puerto Varas y todas esas partes porque es muy caro.

 

PC: ¿Qué planeas hacer con el dinero?


SA: Drogas y prostitutas (se ríe). No, es broma. La plata la voy a invertir en mi banca, pero creo que no vale la pena subir de nivel. También tengo ganas de jugar unos torneos en Argentina. Nada muy grande, pero que sea entrete…