Los meses de verano suelen significar un descenso del tráfico de poker online que la mayoría de operadores cifran en alrededor de un 30%

Sin embargo, además de la caída del tráfico de poker online, este mes de agosto será recordado además por haberse producido importantes interrupciones en los servidores de salas como PokerStars, PartyPoker o Winamax. Varios de estos problemas técnicos han sido reconocidos por las propias salas como ciberataques DDoS.

El mes de agosto de 2018 será recordado por PokerStarsPartyPoker o Winamax -entre otros- por los quebraderos de cabeza que han generado las numerosas incidencias técnicas que han sufrido especialmente en las jornadas de domingo, donde la actividad en las mesas es mucho mayor que en la media de la semana, y que está afectando en el tráfico de poker online. PokerStars ha reconocido que en su mayoría se han tratado de ataques DDoS (un ataque de denegación de servicio por el cual se saturan los servidores y se impide el acceso a una página web o una aplicación debido a la enorme cantidad de peticiones de entrada a la misma).

Estos ataques no son nuevos para los operadores de juego online, cuyos departamentos de seguridad tienen en proteger sus servidores uno de sus principales objetivos. Sin embargo en los últimos años, los ataques organizados que provocan caídas generales de los servidores y la inmediata desconexión de miles de jugadores, se ha convertido en el principal problema para los departamentos de atención al cliente, que ven como las quejas de jugadores que estaban participando de torneos y partidas de poker por dinero real piden compensaciones por la brusca interrupción de su actividad.

Los ciberataques tampoco han tenido piedad de algunos operadores regulados del mercado estadounidense como Americas Card Room, que ha sufrido hasta medio centenar de desconexiones en apenas dos semanas.

¿Cómo reaccionan los operadores ante estas interrupciones?

Normalmente, los operadores reembolsan el dinero del torneo o sit&go de los jugadores afectados. En las partidas de cash games se gestiona la devolución del dinero que estaba en el bote en el momento de la desconexión: Sin embargo, en los últimos años, los Términos y Condiciones de los contratos de juego han ido minimizando la implicación del operador en estas desconexiones, alejándose de una política de compensación concreta.

En estos días, parece que Winamax ha sido el operador que mejor ha sabido lidiar con las quejas de sus usuarios afectados y además de su pololítica general de reembolso, ha asumido algunas compensaciones concretas a aquellos jugadores que ocupaban posiciones destacadas en algunos torneos. Otros operadores como PokerStars, se han mantenido inflexibles y a la hora de intentar arreglar los daños colaterales de los ataques DDoS ha optado por una estrategia que ya usaron operadores como 888poker en el pasado: ofrecer torneos gratuitos a aquellos jugadores que se han visto afectados por las desconexiones.

Lo cierto es que la oleada de quejas que suelen producir estos problemas técnicos genera mucho malestar entre los jugadores. Quizás por ello, PartyPoker ha anunciado hace apenas unas horas el lanzamiento de una nueva actualización de su software, mejorando su aspecto y funcionalidad pero también la seguridad.